Yoga Restaurativo y pranayama

El yoga restaurativo es una práctica de mantenimiento de asanas  y en general se utilizan elementos para mantener las posturas con menos esfuerzo y se intenta mantener apoyada la frente para que la mente esté más pasiva.

El énfasis está puesto en la preparación del cuerpo para que, a través de técnicas de respiración consciente, suceda la transformación del aire que respiramos en PRANA, energía vital.

De Asana, pasamos a PRANAYAMA y luego a PRATYAHARA, la instrospección, la retirada de los sentidos hacia adentro que van preparando terreno para la MEDITACIÓN.

Es una práctica que relaja el sistema nervioso profundamente.