Yoga

Lo que distingue al yoga de otras actividades físicas es la actitud con la que practicamos.

Buscamos unión entre el cuerpo y la mente y así, el alma se expresa.

La tradición del Yoga proviene de la India, desde hace 3000 años y lo que se conoce en Occidente es su parte física, o “Hatha” yoga.

A partir de mediados del siglo XX es donde se empieza a expandir el Yoga a Occidente y con ellos surgen numerosos estilos, algunos más dinámicos y otros más estáticos, unos más enérgicos y otros más relajados.

Lo que buscamos con la práctica es el equilibrio de las energías, entre el esfuerzo y la relajación. El efecto es la expansión de la Conciencia, es estar más presentes en nuestro cuerpo y conectar más con nuestro ser. La respiración es la herramienta para acceder a la conciencia de esta Unión.

Nuestro cuerpo es un templo que debemos cuidar y por eso lo mantenemos fuerte y flexible.

Como profesores, nuestra premisa es adaptar el Yoga a las personas y no a la inversa.

Hay veces que las clases son dinámicas (vinyasa técnica ) donde se produce una danza entre una postura y otra, moviéndose en sintonía con la respiración

Otras, se trata de permanecer tiempo en las posturas, (yoga restaurativo y Yoga terapéutico) respirarlas, hasta que se logre ese efecto de “asana” donde uno se transforma en ella, y entra en ese estado de meditación, de presencia en el cuerpo.

Todo lo que trabajamos en la esterilla es para que nos sirva en nuestra vida cotidiana.

What makes yoga different from other physical activities is the attitude with which we practice it. 

We seek a union between the body and the mind, so the soul may express itself.

The tradition of Yoga comes from India, 3000 years ago, and what is known in the West is its physical part, or “hatha” yoga.

The expansion of Yoga to the West started in the middle of  the last century, emerging in many different styles, some more dynamic and others more static, some more energetic and others more relaxed.

What we seek with practice is the balance of energies, between effort and relaxation. The effect is the expansion of the Consciousness, which makes us more present in our body and connect more with our being. Breathing is the tool to access the consciousness of this Union.

Our body is a temple that we must take care of and that is why we keep it strong and flexible.

As a teacher our premise is to adapt Yoga to people and not the opposite way.

Sometimes my classes are dynamic (vinyasa flow), becoming a dance between one posture and another, moving in tune with the breathing.

Most of the classes are about staying in the postures, breathing them, until that “asana” effect is achieved where one transforms into it and enters a state of meditation, of presence in the body.

All the work we do on the mat is meant to be useful to us in our daily lives.